Medita

Medita
“La verdad en sí misma sólo puede ser alcanzada dentro de uno mediante la más profunda meditación y conciencia.”
-Buda-

 

Meditar es el camino que podemos elegir para disminuir la presión, el estrés y las preocupaciones diarias. Cuando meditamos nos proporcionamos un espacio para restaurar nuestra naturaleza interior.

Un estudio se llevó  a cabo durante casi 15 años por la Universidad de Wisconsin, en colaboración con otras 19 universidades, en más de 100 monasterios budistas. En este estudio,  se compararon escáneres de cerebros con decenas de miles de horas de práctica de meditación, obteniendo conclusiones muy interesantes. Según los resultados, meditar genera que:

  • Los niveles de ansiedad y depresión bajen.
  • Se activan algunas zonas del cerebro, en concreto las asociadas a los sentimientos de empatía, compasión y amor altruista.
  • Se reduce el volumen de la amígdala, la región del cerebro involucrada en el proceso del miedo.
  • Tiene efectos positivos sobre la molécula telomerasa, la encargada de alargar los segmentos de ADN en los extremos de los cromosomas; es la enzima que facilita la inmortalidad de las células en la mayoría de los procesos cancerígenos
  • Ayuda a descansar y relajar nuestra mente.
  • Reduce la presión sanguínea.
  • Mejora la memoria
  • Mejora la estabilidad emocional.
  • Ayuda a tomar mayor consciencia personal.
  • Facilita y mejora la calidad del sueño.
  • Mejora la salud en general.
  • Relaja la tensión muscular.
  • Mejora la concentración.
  • Contribuye a mejorar el estado anímico.

Claramente, no deberíamos ni cuestionarnos si la meditación tendría que ser un hábito más en nuestra rutina diaria. Si queremos mayor calidad de vida. Quizás deberíamos pensar en iniciarnos en la práctica de la meditación de manera más seria, como hacemos  hacemos con la incorporación de hábitos saludables de alimentación  o el ejercicio en nuestra vida.

Meditar es algo  muy sencillo, pero en realidad donde tenemos que hacer más hincapié es en la constancia de su práctica para que poco a poco vayamos consiguiendo lo que realmente queremos. 

Lejos de lo que muchas veces se piensa, no se requiere de  muchísimo tiempo para meditar. Inicia con 5 a 10 minutos cada día y ve poco a poco. Sin mucho esfuerzo comenzarás a aumentar el tiempo, porque es así de noble el proceso. Además, meditar te ayudará a desarrollar el aprendizaje de la paciencia y la concentración para tu rutina y comenzarás a disfrutar de la quietud como parte de tu ser, algo que hoy pocos conocen debido al ritmo de vida acelerado al que nos hemos acondicionado.

Con la meditación podemos sentirnos más relajados, nos aceptaremos mejor a nosotros mismos y no caeremos tan fácilmente en pensamientos negativos o repetitivos. Meditar nos ayuda a crecer interiormente y eso no es algo fundamental y la base para todos los demás aspectos de nuestras vidas, desde un cambio de hábitos, la creación de una familia,  hasta el desarrollo de proyectos laborales o de negocios. 

Personalmente además, he aprendido que  la base de la felicidad no radica en tener una mente positiva, sino una mente tranquila.

  

“Ten paciencia. Espera hasta que el barro se asiente y el agua esté clara. Permanece inmóvil hasta que la acción correcta surja por si misma.”
-Lao Tzu-

 

Con afecto,

Gloria Lobos 

Health Coach en Cambio de Hábitos


Publicación más antigua

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados