La despensa saludable

La despensa saludable

Existe un mito, un gran mito que dice que para iniciar una vida saludable, debes invertir mucho dinero y tiempo, ya que debes comprar todos los productos orgánicos, ingredientes que no siempre son fáciles de conseguir, invertir en gimnasio, aparte de esclavizarte a la cocina elaborando platos saludables, jugos, licuados, etc.

Lo que yo siempre digo y siempre diré es que este proceso es tan caro o tan complicado como tú quieras que sea.

En mi caso, aparte de gastar menos que antes, jamás invertí en ingredientes tan caros ( que si quieres hacerlo y puedes hacerlo excelente) ni compro todo orgánico.

El objetivo  y la clave está en adaptar este proceso a tu estilo de vida, a tus tiempos, y por supuesto a tu presupuesto.

Siempre voy a enfatizar que lo importante es que cualquier cambio de hábito, por pequeño que sea, SI CUENTA  y lo importante es hacerlo sostenible en el tiempo.

¿Cuál es la mejor licuadora, o el mejor extractor de jugos? El que tú puedas comprar. Lo importante es que la uses.

Por ejemplo, de nada sirve que pagues la membresía del gimnasio más caro, si no vas a ir porque está lejos de tu casa, o porque es una actividad que no te gusta. Es mucho más beneficioso para ti, salir a caminar todos los días 30 minutos y sin gastar un peso.

Lo mismo pasa con la despensa: de nada sirve que compres  los productos más caros o los últimos modelos de  artefactos de cocina  si no los vas a usar porque quieres elaborar platillos demasiado complicados que además te toman más tiempo. Te recomiendo hacer las cosas fáciles para ti,  más aún si estás recién comenzando.

Todo cambio requiere de su tiempo, por lo que no quiero que botes lo que tienes en tu cocina y compres todo nuevo. Haz lo mejor que puedas con lo que tengas. Además, siempre puedes adaptar las recetas cambiando un ingrediente por otro.

Es por esto que a continuación de doy una lista de productos con los que puedes empezar poco a poco a surtir tu despensa:

Vegetales y frutas de temporada: al menos 5 tipos de vegetales y 5 tipos de fruta.  Ajo y cebolla no pueden faltar.

Productos de origen animal: huevo, pollo, pescado fresco.

Vinagre de manzana: Muy alcalinizante y excelente para problemas de la digestión. Yo siempre lo uso en ensaladas.

Leche de coco:  Es súper rica y reemplaza muy bien a la leche de vaca. Yo la uso con mi avena, en smoothies.

Aceite de coco:  Tiene mil usos aparte de la cocina, que reemplaza muy bien al aceite de oliva. Yo la uso para el pelo, como desmaquillante, como mascarilla hidratante por las noches, etc. y además me la como.

Fruta congelada: es excelente que congeles tu fruta para tus batidos. Yo lo hago mucho con el plátano en un batido con cacao cuando tengo ganas de algo dulce. Compra fruta de temporada y congélala en pequeñas bolsas.

Cereales: arroz integral, quinoa, amaranto, y avena (para empezar). Yo cocino bastante cada vez y luego sólo caliento o mezclo con mis ensaladas ( a mi me encanta comer ensaladas con todo mezclado)

Pasta Integral: Viviendo en Italia es imposible no tener pasta en tu despensa. yo la amo, y al menos una vez a la semana la preparo, pero en cantidades suficientes. Nada de excesos.

Aceite de oliva: que sea siempre virgen extra y prensado en frío. con poquita cantidad puedes hacer deliciosos aderezos,

Legumbres: las amo. Ellas forman parte de mi cocina porque al igual que los cereales le agregan sustancia a cualquier comida al instante. mi favorita es el garbanzo y me encanta hacerlo puré.

Semillas: siempre en bueno tener en casa porque son súper saludables. Puedes comprar sésamo, girasol, y guardarlas en botes de vidrios. siempre las puedes poder un puñado a tus ensaladas.

Ya con estos pequeños cambios, puedes comenzar y poco a poco ir agregando más de lo bueno a tu cocina a tu vida y a la de tu familia

Recuerda que lo que tienes en tu casa es lo que comes y de ahí  la importancia de organizar poco a poco una despensa saludable.

Siempre prioriza vegetales frescos y frutas de estación (si puedes comprarlo orgánico, agro ecológico mejor) Recuerda que una mayor ingesta en crudo siempre favorecerá el détox, purifica sangre y alcaliniza el organismo.

Para los que estamos entrando a otoño/invierno, frutos secos, pasas, nueces, castañas, almendra, pistachos, dátiles, ciruelas secas, son excelentes en la cantidad adecuada. Un  par de puñaditos al día te aportan grasa  y azúcares saludables y  te ayudaran a tener una sensación de saciedad por más tiempo.

Comienza hoy a organizar tu despensa, porque siempre se come lo que hay  al alcance de las manos,

Y por último, recuerda que comer saludable no es raro, es lo natural.

 

Gloria Lobos Romano

Health Coach en Hábitos 

 

 

 


Publicación más antigua Publicación más reciente

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados