Hábitos de belleza para retrasar el envejecimiento

Hábitos de belleza para retrasar el envejecimiento

Sabemos que envejecer es un proceso natural, sin embargo también sabemos que hay factores externos que aceleran este proceso: estrés, malos  hábitos de alimentación, consumo de alcohol, tabaco, falta de sueño, contaminación, por nombrar algunos.

Una piel sana y bien cuidada es bella a cualquier edad, sólo hay que cuidarla como corresponde.

Toda la diferencia estará en cómo elegimos envejecer y eso en gran parte si está en nuestras manos.

La piel envejece cuando los fibroblastos de la dermis disminuyen su actividad mientras que las fibras de colágeno y elastina reducen su tamaño y sus propiedades, por lo que la piel pierde flexibilidad y tonicidad. Como consecuencia, la piel pierde firmeza, dando lugar a pliegues, más profundos donde se dibujan líneas de expresión. 

Alimentarnos correctamente, ayudará muchísimo a mantener el balance y equilibrio de tu piel, por ejemplo una dieta depurativa, desintoxicante, limpia el organismo de impurezas, tanto a nivel de tejidos internos como externos. Como la dieta depurativa aporta un alto contenido de líquidos para ayudar al arrastre de los tóxicos y a su eliminación por vía renal, además también constituye una excelente fuente de hidratación cutánea, fundamental para una piel sana, pero lo importante es mantener estos hábitos en forma permanente.

Las cremas hidratantes que se aplican externamente potencian sus beneficios mucho más si van acompañadas de una correcta ingesta de líquidos.

.Es bueno recordar que también la piel  recibe del exterior gran cantidad de sustancias y partículas tóxicas que se depositan sobre ella. Es el caso del polvo, de los humos de autos y de los restos de plaguicidas que viajan suspendidos en el aire , por lo tanto es sumamente importante mantener una buena higiene cutánea.  En este sentido, te recomiendo en la medida de tus posibilidades, invertir en buenos productos y sustituir jabones o cremas químicas por productos naturales que no agredan la cubierta protectora de la piel, y utilizar de vez en cuando un cepillo de cerdas naturales o un guante de crin para retirar las células muertas y rejuvenecerla.

Cuidar la piel es fundamental para mantenerla nutrida y saludable. Estos cuidados se centran en evitar la pérdida de agua, fortalecer la epidermis, favorecer la microcirculación, paliar la pérdida de grasa en el manto lipídico y mejorar el relieve cutáneo.

Cuidados básicos para mantener tu piel joven:

  • Por la mañana. Puedes lavarte la cara con agua fresca y un jabón facial suave, y a continuación aplicarte una crema de día antiarrugas rica en aceite. En Egidas tenemos excelentes opciones de cremas y aceites ideales para el cuidado de tu piel. Procura evitar cremas a base de derivados petroquímicos. Una vez absorbida, aplícate un protector solar si es necesario, preferiblemente sin filtros químicos. Si usas maquillaje es preferible que sea natural.
  • Por la noche. Aunque no te hayas maquillado, la limpieza te ayudará a eliminar restos de grasa, sudor y partículas de polvo acumuladas. Elige una leche limpiadora fluida sin siliconas y retírala con un algodón o una esponja humedecida. Después, con toques suaves, puedes aplicarte un tónico que contenga agua de rosas, por ejemplo. Luego aplícate una crema nutritiva de noche o un sérum rico en aceites vegetales y extiéndelo por la cara, el cuello y el escote. Revisa el catalogo de temporada de Egidas. Hay opciones excelentes para el cuidado de todo tipo de piel.

Por último, hay nutrientes concretos especialmente importantes para la piel:

 El azufre 

Es un mineral importante para la piel y el cabello, además de que colabora en la depuración hepática, interesante frente a problemas dermatológicos. Lo contienen: huevo, ajo, cebolla, nabo, puerro, col, coliflor

 El zinc 

Importante para el buen estado de la piel. Participa como enzima en numerosos procesos metabólicos, protege el hígado, forma parte del sistema inmunitario y favorece la conversión de los ácidos grasos en prostaglandinas que reducen las inflamaciones cutáneas. También estimula la cicatrización de las heridas. Son alimentos ricos en este mineral: carne, germen de trigo, cereales integrales. 

Verduras verdes

Son una fuente riquísima de minerales y nutrientes y esa cantidad de minerales es lo que las hace tan alcalinas. La salud de tu piel, pelo y uñas dependerá de la cantidad de minerales que haya en tu cuerpo. consúmelas a diario y en cantidades importantes.

La hidratación 

Fundamental para el cuidado de la piel.. Por eso se recomienda beber agua durante el día, alrededor de unos 2 litros, lo que también evita el estreñimiento.

Para terminar evita el café en exceso, el alcohol, el tabaco y productos altamente procesados.

Una vez a la semana ideal aplicar un exfoliante y una mascarilla natural que nutra e hidrate tu piel.

 

Gloria Lobos

Health Coach en Hábitos

 

 


Publicación más antigua Publicación más reciente

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados